Lactancia

BENEFICIOS PARA LA MADRE
 

BENEFICIOS A CORTO PLAZO
 
a) Menor hemorragia post-parto y mayor rapidez de contracción uterina.
 
Una de las preocupaciones, especialmente en las primeras horas después del parto, es el riesgo de sangrado que tienen las puérperas. Un sangrado agudo, que puede significar una inestabilidad. Hay muchas medidas para evitar este sangrado postparto, el masaje uterino, utilizar oxitocina, etc. Pero hay otra serie de medidas que se pueden llevar a cabo y una de ellas es la lactancia materna.
 
Se sabe que el momento ideal para empezar con la lactancia son las dos primeras horas postparto, y en este momento, al producirse la succión del pezón se produce una serie de vías adherentes que activan el eje hipotálamo/hipófisis y a nivel de la neurohipófisis se libera oxitocina. Esta oxitocina actúa sobre los receptores de la oxitocina que hay a nivel del útero provocando una contracción. Esta contracción lo que hace es cerrar todos los capilares rotos que quedan después del alumbramiento y con ello  disminuye el sangrado postparto.
 
Hay que tener en cuenta que en las siguientes tomas sigue existiendo una serie de descargas de oxitocina, que son las que producen una serie de contracciones comúnmente conocidas como “entuertos”, que ayudan a una rápida recuperación del tono y del tamaño uterino.
 
b) Prevención de la anemia
 
La disminución de este sangrado previene que se acentúe, en muchas ocasiones, la anemia fisiológica que experimentan las madres, especialmente en los últimos meses de embarazo.
 
Durante la lactancia, en el sistema de inhibición del eje hipotálamo-hipófisis-ovario no se produce liberación o hay una disminución del nivel de gonadotropinas, con lo cual no hay pico ovulatorio y no hay ovulación, por lo tanto son periodos en los que la madre está en amenorrea (ausencia de menstruación) y por consiguiente se produce una disminución del sangrado, con lo que se previene anemia.
 
Es por todo ello por lo que se puede afirmar que, la lactancia materna supone, a corto plazo, una reducción del sangrado postparto, una mejor o mayor recuperación del tono y tamaño uterino y una prevención de la anemia.
 
BENEFICIOS A MEDIO PLAZO
 
a) Recuperación más rápida de peso y silueta
 
Cuando la madre está lactando se necesitan hasta 600 Kcal. extras para llevar a cabo la formación de leche, además de proteínas y otras series de aportes. Lo que se ha comprobado es que, durante la parte final del embarazo especialmente, la madre tiende a acumular reservas y éstas son las que van a utilizar para la formación de leche. Los estudios muestran que las madres con lactancia materna queman más calorías, presentando una mayor y más rápida recuperación del peso anterior al embarazo. La pérdida de peso es paulatina, más evidente en los 3 primeros meses, y se localiza principalmente a nivel de caderas y cintura.
 
¿Por qué ocurre esta pérdida de peso?
 
Porque se altera el metabolismo lipídico de la madre. Durante el embarazo se acumulan grasas a nivel periférico y en el momento de la lactancia ocurre una movilización de esas grasas. Disminuye la síntesis de grasa a nivel periférico y aumenta la formación de lípidos para la leche.
 
b) Periodo más largo de amenorrea
 
La amenorrea fisiológica es un periodo que sigue al parto en la mujer lactante y se produce porque al succionarse el pezón y al aumentar la producción de prolactina se inhibe el eje hipotálamo-hipófisis, reduce la liberación de gonadotropina y disminuye el pico LH y por tanto, no se produce ovulación.
 
Los beneficios a medio plazo de la lactancia materna son la pérdida de peso,  recuperación más rápida de la silueta y el periodo de amenorrea.
 
BENEFICIOS A LARGO PLAZO
 
a) Menor riesgo de osteoporosis, fracturas de caderas y columna espinal
 
Como beneficios a largo plazo se encuentra el metabolismo del calcio, todo ello dirigido a aumentar los niveles de calcemia y con ello favorecer el paso del calcio a la leche.
 
¿De dónde viene este calcio?
 
Proviene de las reservas de la madre, de sus depósitos óseos, con lo cual sería lógico pensar que las madres con lactancia materna, por esa movilización del calcio, presentasen mayores riesgos de osteoporosis, pero esto no ocurre así, sino todo lo contrario. Hay una disminución del riesgo de osteoporosis y esto es porque a la vez que se produce un aumento del metabolismo existe un aumento de la absorción del calcio, con lo que, a largo plazo produce una disminución de probabilidades de fracturas de caderas y de columna espinal en mujeres postmenopáusicas.
 
b) Menor riesgo de cáncer de mama
 
Otros de los beneficios a largo plazo es la reducción del cáncer de mama. Esta comprobado que en las madres que dan lactancia materna ,al menos durante 12 meses, hay una disminución del riesgo de cáncer de mama premenopáusico de hasta un 4,3%.
 
En los países subdesarrollados la incidencia del cáncer de mama es muy baja. Esto se cree que es debido, por un lado, a la alta paridad (5, 6 ó 7 hijos), y por otro lado, al mantenimiento de la lactancia materna durante largos periodos de tiempo. Muchas veces es el único medio que tienen las madres de alimentar a sus hijos, con lo que se prolonga el efecto protector.
 
En cambio, en los países industrializados, en los que muchas veces los periodos de lactancia materna van sólo de 2 a 4 meses, porque en muchas ocasiones la madre se tiene que incorporar al trabajo;  se ha visto que las tasas de cáncer son mayores.
 
Hay disminución del riesgo, pero ¿por qué ocurre? Existen distintas teorías.
 
Una es la menor exposición a estrógenos que hay en el periodo de lactancia. Esta menor exposición a estrógenos en el tejido mamario ayuda a disminuir el riesgo de cáncer de mama.
 
En segundo lugar, podríamos hablar de la inhibición del eje hipotálamo-hipófisis que produce una demora en la aparición de la ovulación, y por ello un menor nivel de estrógenos que actúan a nivel mamario y por tanto menor riesgo de cáncer. También se habla de una disminución de carcinógenos solubles en grasas y otros contaminantes en las mujeres lactantes. Y una pérdida de radicales libres con la leche.
 
Existen multitud de teorías poco claras, aunque las hipótesis que mayor soporte tienen son las que sostienen una disminución de exposición a estrógenos.
 
c) Menor riesgo de cáncer de ovario
 
Otro beneficio a largo plazo que proporciona la lactancia es la disminución de cáncer de ovarios. En condiciones normales, se puede considerar que las dos teorías que pueden explicar la patogénesis de cáncer de ovarios son las repetidas ovulaciones: la ovulación en sí, supone un trauma para el ovario y a la consiguiente reparación. Estas continuas lesiones y reparaciones son las que pueden hacer que, en la proliferación de las células haya una mutación y aumente el riesgo de malignefacción.
 
Con la lactancia materna  se observa que, por un lado, disminuirá el cáncer de ovarios porque se inhibe esa ovulación: hay disminución de las gonadotropinas, disminución del pico LH y por lo tanto son periodos de amenorrea. Y por otro que la succión y el aumento de prolactina disminuyen los niveles de gonadotropinas, con lo que se podría decir que es un efecto combinado.
 
Por lo tanto, a largo plazo, se puede hablar de una disminución del riesgo de osteoporosis en mujeres postmenopáusicas y una disminución del cáncer de mama y  cáncer de ovarios en mujeres premenopáusicas.
 
d) El ahorro económico
 
También hay otros factores  en los que influye, como es el económico.
 
Se ha observado que las madres lactantes pueden llegar a ahorrar entorno a los 800/900€ por un año de lactancia. Se considera que los bebés lactantes enferman menos con el consiguiente ahorro en consultas, medicación, estancias hospitalarias y un menor absentismo laboral de los padres.
 
e) Los beneficios emocionales
 
Otro aspecto importante son las ventajas psicológicas. Se supone que la lactancia materna es agradable, el efecto de la oxitocina disminuirá el estrés y por tanto, hay menor riesgo de depresión postparto. Aumenta la autoestima materna y mejora o intensifica el vínculo madre-hijo: La madre, si da leche, tranquiliza o consuela al niño y se siente protectora.
 
 
Fuente: I Jornada de Lactancia Materna, Hospital Universitario de Getafe.