Lactancia

CRECIMIENTO DEL LACTANTE
 
Los pediatras clasifican a los recién nacidos, en lo que se denomina antropometría del recién nacido, conforme a unas normas establecidas, con unos gráficos se intenta detectar desviaciones de la media, desviaciones de la normalidad y se habla de recién nacidos de peso adecuado para la edad gestacional, que son la mayoría de los niños que nacen a término.
 
También hay niños grandes para la edad gestacional, como son los hijos de madres diabéticas, que además pueden tener problemas añadidos; y niños pequeños para la edad gestacional. Para todos ellos, para niños a término y niños pretérmino lo ideal es la lactancia materna.
 
En al primera semana de vida los niños pierden peso entre un 5, 6 ó 7% y hasta un 10%, y todo ello no es debido a una alimentación deficiente sino por cambios en la distribución del agua corporal en los distintos compartimentos del organismo. Pasados los primeros días, comienzan a ganar alrededor de 20 gramos diarios con grandes diferencias entre unos niños y otros;  creciendo entre 0,5 a 0,7 cm a la semana; aumenta el perímetro cefálico siendo un indicador del crecimiento del cerebro.
 
Cuando el niño tiene alcanza el año de edad, en general, ha duplicado su talla de nacimiento y ha multiplicado el peso de nacimiento por tres, creciendo todos sus órganos. El cerebro de un niño de 2 años es tres veces más grande que en el momento de nacer.
 
Este es un periodo del crecimiento en el que todo lo que ocurre puede tener importantes consecuencias metabólicas en etapas más tardías de la vida, por lo tanto, los requerimientos nutricionales del recién nacido son de esencial importancia.
 
Fuente: I Jornada de Lactancia Materna, Hospital Universitario de Getafe.