Lactancia

LACTANCIA MATERNA
 
La lactancia materna es la alimentación con leche procedente de la madre. Esta es la mejor alimentación, más rápida y segura para el bebé al menos durante los seis primeros meses de vida.
 
La subida de la leche se demora de 48 a 72 horas desde el parto. Durante los 4 primeros días después del parto, se produce un líquido amarillento y espeso llamado calostro que a medida que pasa el tiempo se torna a más fluido y transparente.
 
El calostro está compuesto por gran cantidad de proteínas, anticuerpos y beta-carotenos, con un alto contenido calórico, pero baja cantidad en lactosa y grasa. Esta composición es la ideal para los recién nacidos.
 
Tras una semana del parto, se produce la leche madura, compuesta por las cantidades adecuadas de hidratos de carbono, proteínas, grasas, minerales, vitaminas, enzimas digestivas para que le ayuden a hacer la digestión, hormonas y anticuerpos o sustancias de defensa.
 
Es importante que la madre que amamante a su bebé lleve una alimentación adecuada, debe beber gran cantidad de líquidos, sobre todo agua, descansar, evitar la toma de medicamentos (algunos pueden excretarse a través de la leche materna).
 
El tamaño y la forma del pecho materno no influye en la cantidad de producción de leche. Tanto pechos grandes como pechos pequeños producen la cantidad de leche suficiente para la alimentación del bebé.